Una vez más mi pasión por el Rock And Roll me ha hecho superarme como individuo en sociedad.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una vez más mi pasión por el Rock And Roll me ha hecho superarme como individuo en sociedad.

Mensaje por Héctor - FHPCI el Jue Ago 20, 2015 6:28 pm




  Para mí un verano sin ir de festival no sería un verano, o por lo menos no sería un verano perfecto para recordarlo frente a mis nietos. Una vez más mi pasión por el Rock And Roll me ha hecho superarme como individuo en sociedad. Cuando viajo no me gusta hacer transbordos, sino es con ayuda de una persona de mi entorno cercano para que me echen una mano para hacerme entender por el personal de la estación y para que me ayuden hacer mis necesidades. Es muy fácil subir en un tren, y cuando llegas a la estación que deberías bajarte, entre una persona con una camisa de rayas en el vagón donde te encuentras preguntando tu nombre, (sobre todo cuando lo has hecho docenas de veces, y ya no tienes CASI miedo a que esa persona no entre a por ti, haciendo a quien te esté esperando que salga pitando a buscarte a la estación de “no sé dónde”). Por eso hago que mis amigos vallan a recogerme a la estación donde la combinación con mi ciudad sea directa, pero en esta ocasión mis amigos que tienen coche estaban trabajando, así que no podían ir a por mí no siendo que llegase hasta su ciudad. Entonces si quería tener un verano festivalero no me quedaba otra que hacer transbordo para llegar donde mis amigos, y así lo hice,  por estar tres días con mis compadres viviendo el Rock And Roll en su estado más puro en The Juergas RocK.

  Me compré los billetes sin pensar mucho, 12 horas de viaje no me pareció un viaje demasiado largo siendo un viaje de placer, encima la ciudad donde tenía que hacer el transbordo era donde vive mi primo, el cual veo muy de vez en cuando, y tres horas en la estación con el sería tiempo suficiente para ponernos al día. ¿Pero quien no tiene sus vacaciones preparadas a semana y pico de cogerlas?, (solo yo). Nada más haber comprado los billetes le invité a comer en la estación, me dijo que para ese día iba a estar comiendo en los chiringuitos de las playas, y que yo sepa desde Madrid las playas están a más de tres horas, para ir a invitarle, que era el tiempo de espera que tenía en Madrid a la vuelta. Aun así no me seguía pareciendo un viaje demasiado duro, pero si en 12 horas comes algo y echas un meo mejor que mejor, y más por mi sentido de humor que por tener un viaje simplemente largo puse en mi Facebook: “Aupa peña: si alguien está el lunes que viene en Madrid y si se acerca a la estación le invitaré a comer, eso sí, todo tiene un precio, me tendrá que sacar la chorra, (sin mariconadas claro). 12 horas de viaje sin comer y sin ir al baño no es nada, prefiero vivir con el rock aunque esta vida me va a matar…!”, según pasaban las horas, y veía que nadie me comentaba la publicación, ni me mandaba ningún mensaje privado, me di cuenta que ninguno de mis más de 250 “amigos” que tengo en el Facebook no iban a estar ese día en la ciudad del Estado Español, o que en las estaciones de trenes no hay sitios que el precio del cubierto sea lo suficientemente caro como para recompensar a alguno de esos “amigos” por sacarme la chorra para mear.

  Dos días antes de salir de viaje, un conocido me comentó de una asociación que me podría ayudar. Yo ya estaba de vacaciones, y no me quedaba casi internet en el móvil para ver los servicios que ofrecían, entonces le dije a mi madre que llamase para que se informara, y resultó que la asociación Aspaym me podía ayudar. Aspaym cuenta con voluntarios para cubrir esas necesidades sociales, nada más cogerme nota, me apuntaron en su tablón, en espera a que alguien pudiese hacer ese servicio.

  Como expliqué en otro artículo, me gusta que mis “hadas madrinas” me conozcan, por lo menos antes de tener que pedirles que usen sus mayores “poderes” para que me ayuden, pero prefiero tener una cita a ciegas con alguien poniéndole de antemano lo que voy a necesitar, que hacer un viaje sin ayuda . Solo pedí ayuda a Aspaym para la vuelta, durante el viaje de ida solo tenía que esperar 30 minutos entre tren y tren, así que me presenté en la estación sin traductor y sin nadie que supiera donde quería ir, pero siempre se agradece la profesionalidad de la gente, sobretodo de aquellos que dependes que te quedes tirado a cientos de kilómetros de tus “hadas madrinas”. El personal de Atendo se debe de estudiar los usuarios de cada día, porque sino no entiendo como no le tuve que repetir ni una sola vez para hacerme entender, y yo que pensaba que se me iba hacer corta la media hora para explicarme que tenía que coger el tren dirección Murcia, y que cuando compré los billetes no quedaban plazas para ir sentado en mi silla de ruedas, y que dijese lo que dijese el interventor del tren me tenían que coger por debajo de las axilas, mientras que tendríamos que ir dando tumbos por el pasillo hasta llegar a mi asiento, porque al comprar los billetes me dijeron que no había ningún problema. Aunque el interventor no me puso buena cara, al final no tuve que montar ninguno de esos numeritos que me iban calentando la cabeza a medida que iba llegando a Madrid, por si por culpa del interventor me quedaba tirado

  Apagué mi móvil para ir de festival, la última llamada que hice fue a mi madre, fue ahí cuando me enteré de que probablemente iba a tener una vuelta de regreso más amena de lo esperado, estaba terminando de concretar con un trabajador social para que iría a echarme una mano. Y así fue, después de tres días de festival durmiendo en una tienda de campaña, no me tuve que meterme el palizón de hacer un viaje de 12 horas sin comer y sin ir al servicio.

  No os voy a contar como me fue en el festival porque una imagen vale más que mil palabras, aunque es imposible describir lo vivido en un festival con una sola imagen: miles de sensaciones y de sentimientos a subirme a cantar una canción ante miles de personas con uno de los cantantes que admiro, conocer a gente, el reencuentro con mis compadres en nuestro ambiente preferido, y docenas y docenas de momentos chorras que tardare mucho tiempo en olvidar.

Pd: aquí os dejo para poder contactar con el trabajador social que me atendió, por si estáis por Madrid y necesitáis ayuda de este tipo:
Luis: móvil – 603392819. Correo – humberto_nazario@hotmail.com

Yo también tuve una niñez:

Facebook – https://www.facebook.com/pages/Yo-tambi%C3%A9n-tuve-una-ni%C3%B1ez/1518446595076878

Twitter - https://twitter.com/?lang=es


Héctor - FHPCI
Admin

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 05/12/2014
Edad : 28

Ver perfil de usuario http://yotuveunaninez.creaforo.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.